Blogia
limonche

¡¡¡FELIZ 2016¡¡¡, 31 DICIEMBRE 2015

Un día es la distancia que hay entre dos amaneceres.

En ocasiones voy deprisa; en otras me quedo quieto.

No pasa el tiempo; no existe tal cosa, sino un regalo en cada experiencia.

Algunas me pesan; otras me hacen más liviano.

Algún día llegaré a la otra orilla; donde el amanecer es eterno.

Dejaré entonces mi mirada quieta; serán por tanto mis oídos.

Los que escuchen la respiración perpetua, de todo lo que palpita.

Y el canto de la Madre, que me llama pero no siempre me llega.

Es su música quien me guía y acuna; afino la atención y es ella.

El abrazo del Padre es la meta.

Madre, Padre repletas tengo las alforjas de atardeceres, sonrisas y caricias.

Que comparto, empero no aligero, pues me alimentan.

Compañeros de camino, en ese recodo tenéis algunas.

No hagáis prisa, sorberlas, pues en unas pocas aguarda el despertar bonito.

Que un año no es nada y al tiempo le dura lo que le venga en gana.

El mundo nuevo y mejor eres tú y yo, y este instante que asemeja incómodo.

Dios Padre Madre es un niño y juega a los dados.

Los lanza y a veces hace daño.

Padre Madre quiero jugar otro juego; este ya me cansa.

Y reposar en vuestro regazo y abrazar los abrazos.

Y esperar el nuevo año sentadito a vuestro lado.

 

Feliz 2016

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres