Blogia
limonche

LA CARTA, 26 de Junio de 2016

LA CARTA, 26 de Junio de 2016

La leyó y releyó por enésima vez. ¿Cómo podía responder de manera tan fría? ¿Acaso no eran ciertas las miradas? Todo se derrumbaba; los sueños; la esperanza.

Supo entonces lo que es tener el corazón roto.

Todo comenzaba meses antes, tras las vacaciones de verano. Ella bajaba por la costanilla del remedio, pegada a la iglesia del estrecho. Tropezó con sus ojos. No le habían advertido de que algo así pudiese suceder. Pareció que se le hubiese abierto un agujero en el pecho y de él saliera luz; el estómago le temblaba y el cuerpo todo asemejaba un corazón palpitante.

Se miraron y ese instante se le hizo de un tiempo no conocido.

Aquél día no se atrevió a hablar con ella. Tres días más tarde en la plaza pudo sentir la caricia de su voz. Decidió que toda su vida la dedicaría a estar a su lado.

Llegó el tiempo de la universidad. Durante el verano no le había podido decir cuánto la quería. Escribió una carta. Te amo, le dijo.

Tuvo respuesta. Somos muy jóvenes. Estudia, diviértete y conoce a otras.

Transcurrieron muchos años. Otras miradas le estremecieron, la nieve le tiño de tiempo pero aún se pregunta: ¿duele tanto el amor primero?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres