Blogia
limonche

Hogar inteligente y discapacidad

Hogar inteligente y discapacidad

HOGAR DIGITAL ACCESIBLE


Jueves 17, a las 17 horas, SIMO


Francisco Limonche Valverde
VICEDECANO COITT
flimonche@coitt.es


La vivienda parece haber tocado techo. Construir más y más sin ser conscientes de que, imperativamente, la finalidad del hogar es contribuir al equilibrio personal y ambiental, conlleva aumentar de manera peligrosa la entropía y el desequilibrio, en un mundo cada vez más acelerado.

Hay otra premisa que nos afecta a todos, en esta etapa evolutiva o de transición que estamos experimentando. La vivienda ha de ser al tiempo accesible, usable y saludable. De nada sirve una vivienda equilibrada y respetuosa con el medio, si los escalones son muy altos o no se alcanza a la cerradura, o se dispone de una preciosa cocina que funciona con códigos geométricos.

La salud comienza en el hogar, el entorno en el que se ubica la vivienda y la forma en la que esta se conciba. La vivienda debiera de pensarse como lugar de sosiego, de encuentro consigo y, al tiempo, como espacio común que compartir con los que nos resulten más próximos.

Una vivienda accesible es aquella a la que se puede acceder sin que haya barreras u obstáculos que dificulten el acceso, al tiempo que utilizable en condiciones de comodidad, seguridad e igualdad para todos; muy en especial, las personas que tienen alguna discapacidad.

¿Cuáles son las necesidades más comunes de las personas con discapacidad en una vivienda?


Las mismas que cualquier persona. Sin embargo, hay elementos y técnicas que hacen más cómoda, segura e igual la vida en el hogar.

Cualquier arquitecto o ingeniero que vaya a emprender la proyección de una vivienda nueva, debe de hablar y habla normalmente con quienes vayan a habitarla. En el caso de que la persona que la habite sea persona con discapacidad, hay que escuchar con los dos oídos, y saber ponerse más que nunca en el lugar del otro.

Parece evidente que el ciego, por ejemplo, pueda moverse tocando las paredes, y que estas sean de rugosidad y textura distintas de acuerdo con el lugar concreto de la casa de que se trate.

También parece razonable evitar obstáculos con los que pueda tropezar al moverse de uno a otro lado.

Los colores de las paredes, para los ciegos que aún dispongan de residuo visual deben de ser tintados naranja.

En el caso de las personas sordas, la luz y la vibración juegan un papel esencial.

En otros casos, sencillamente sólo cabe la eliminación, en la medida del ingenio del arquitecto, de las barreras que impidan la movilidad.



¿Qué criterios deben de tenerse en consideración a la hora de abordar el diseño de una vivienda accesible?

Nos vamos a referir a la accesibilidad a las comunicaciones.


Personas sordas:

- Despertadores luminosos y vibratorios, asociados a la luz del dormitorio o a la almohada.
- Videoportero, con indicación lumínica en toda la vivienda o vibratoria, acoplada a algún pequeño dispositivo que el sordo siempre lleve consigo.
- Alarmas combinadas (teléfono, timbre puerta, equipos de sonido, intercomunicadores…), señales luminosas que cambian en función del origen de la misma.
- Comunicaciones WIFI en toda la vivienda: DTS, Fax, ordenador, videoteléfono, PDA.
- Televisión digital, con subtítulos o LSE.
- Electrodomésticos con indicaciones lumínicas y/o vibratorias.
- …
Personas ciegas:

En general las soluciones pasan por potenciar el resto de los sentidos:

- VISUALES (contrastes, macrotipos…)
- AUDITIVAS (reconocimiento y discriminación de sonidos)
- TÁCTILES (marcas, reconocimiento de letras u objetos, etc.)

La ONCE dispone, a través del CIDAT, de catálogos, libros, documentos de accesibilidad, tan apropiados, tan bien elaborados y con tal cantidad de propuestas, que es difícil encontrar algo que se le iguale en cualquier lugar del mundo. Me remito a ellos. Sin embargo, baste decir que de ayudas técnicas para la comunicación disponen de un catálogo que incorpora más de 60 productos y/o servicios.

http://cidat.once.es/catalogo.cfm


Personas de movilidad reducida:

En este caso las soluciones pasan por potenciar la movilidad tanto fuera como dentro del hogar:

- Viviendas amplias y diáfanas, sin barreras arquitectónicas
- Adaptación de los elementos de uso de la vivienda al resto de movilidad que se conserve.
- Viviendas compartidas con personas de apoyo, cuando se trate de inmovilidad severa
- Más en http://www.cermi.es/CERMI/ESP/Colección+Cermi.es/ (discapacidad severa y vida autónoma)

Personas mayores:

En este caso depende no de la edad, sino del estado de la persona:

- Personas mayores físicamente impedidas
- Personas mayores mentalmente impedidas
- Personas mayores con capacidades reducidas

En cuanto a modelo concreto de hogar, me permito copiar literalmente lo extraído de un sitio web:

ADECORAR.COM

Fuentes de información: Estudio de Interiores OTO, Fundación ONCE


ENTRE TODOS, DISEÑO PARA TODOS: UNA VIVIENDA SIN BARRERAS

Sólo aquellos que están privados de alguno de los sentidos más importantes, tales como la vista o la audición, saben lo difícil que es vivir en una casa que no se adapta a la discapacidad. El compromiso de crear un espacio accesible y estético al mismo tiempo ha sido cumplido por el diseño contemporáneo, y la reciente celebración de Casa Decor en Madrid fue la prueba.
Cuando se convive día a día con una discapacidad que nos impide desenvolvernos de la misma forma que lo hace una persona exenta de limitaciones físicas o sensoriales, parece que el diseño no tiene lugar en la filosofía del 'fuera barreras'. Pero el esfuerzo ha merecido la pena, ya que un equipo multidisciplinar puso en común su experiencia y sus ganas de trabajar para lograr un espacio en el que sentirse integrado es un hecho.
La Fundación ONCE para la Cooperación e Integración Social de personas con discapacidad junto a algunas asociaciones activas en la lucha por la integración como el Instituto de Mayores y Servicios (IMSERSO), la Plataforma Representativa Estatal de Discapacitados Físicos (PREDIF) o el Centro Estatal de Autonomía y Ayudas Técnicas (CEAPAT), han dado a luz un proyecto modelado por el Estudio de Interiores OTO




La primera estancia a la izquierda es el dormitorio. El cabecero es una gran mampara de cristal tintado de color naranja, único color percibido por los invidentes por "residuo visual". La cama, el colchón y la almohada son elementos ortosomáticos y pertenecen a la empresa Coco-Mat. Sus propiedades naturales, aromaterapeúticas y profundamente estudiadas favorecen el descanso de personas con movilidad reducida.



Los revestimientos de las paredes son cómplices de los invidentes porque cambian de textura en función de la estancia. Así, la pared de madera prensada de alta densidad, de tacto rugoso y más frío, anuncia el baño. El tocador incorpora una célula fotosensible que detecta la presencia de las manos y, además, controla la temperatura del agua.




La tienda Vía Libre es la encargada de poner al servicio del discapacitado los últimos adelantos de la tecnología. En el lugar de la vivienda destinada a la oficina son muchos los elementos que permiten al discapacitado ser un as de la informática. El primer ejemplo es un ratón adaptado a los pacientes con lesión medular.



Las alfombras encastradas en el suelo de viroc (conglomerado más cemento) sostienen el mobiliario del salón. La comodidad se pone al servicio de un inquilino muy especial: un sofá confortable, una mesa con patas de acero cromado y un rincón de relax con chimenea de gas que funciona con mando a distancia.


Por Alicia Aragón
Imágenes: A.A.


DISEÑAR SIN BARRERAS ARQUITECTÓNICAS


Diseñar sin barreras arquitectónicas



Si bien existen diferentes tipos de barreras arquitectónicas, en Adecorar.com vamos a centrarnos en dar soluciones a las más comunes, es decir, aquellas que se relacionan con la silla de ruedas y los impedimentos que se presentan en viviendas o locales públicos. Las dimensiones de una silla de ruedas son 80 cm. de anchura por 90 cm. de alto y 120 cm. de largo. A partir de estas medidas debe girar todo el entorno constructivo de las barreras arquitectónicas.
Para empezar, los pasillos y corredores de circulación del espacio habitable deberán tener como mínimo 95 cm. y un máximo de 130 cm. de ancho. Así, el tránsito de paso será holgado y sin obstáculos. Una primera observación respecto a las rampas: tendrán que ser pendientes de entre un 5% y 7% de inclinación para una buena circulación de la silla.


Tipologías de las viviendas
La casa puede ajustarse a varias clasificaciones. Podemos encontrarnos una planta con una sola altura que tendrá que ser lo más diáfana posible. Pero también es posible que se trate de una vivienda de dos o más plantas: es aquí donde entra la parte técnica del proyecto. Debemos colocar un ascensor para movernos entre los pisos. Otra opción es instalar un dispositivo especial o monta sillas en las escaleras con el fin de que los minusválidos se valgan por sí mismos.
Los monta sillas son perfectos para subir escaleras en aquellos locales o viviendas en los que no exista ascensor. Actualmente, estos elevadores están integrados en la arquitectura de los locales públicos y están totalmente normalizados.


En el recorrido hasta el baño, debemos considerar que todas las puertas deberán poseer sistemas de apertura adecuados a la altura de la silla de ruedas, pero si optamos por pivotantes, mucho mejor porque resultan más cómodas y prácticas: sólo se debe desplazar la puerta con la mano o la parte inferior de la silla.
En esta parte, entran gran parte los tecnicismos relativos a la domótica. Resulta esencial que todos los interruptores, tiradores, herrajes de ventana, pulsadores, botones de ascensor, etc. estén a disposición del discapacitado: han de accionarse con el brazo ligeramente contraído o estar al alcance del brazo extendido.


Dimensiones apropiadas por habitaciones
Hay una serie de actividades que se realizan diariamente y son imprescindibles, como puede ser asearse, ducharse, comer, dormir, estudiar y trabajar. Describiremos las medidas desahogadas a las que tienen que atender las estancias principales de la casa:
Baño
Un cuarto de baño cuenta con los siguientes elementos:
• Bañera
• W.C.
• Plato de ducha
• Bidé
• Lavamanos
En una bañera con unas dimensiones de 70 x 160 x 55 cm. necesitamos un espacio delantero de 150 cm. de largo por 90 cm. de ancho. La silla de ruedas debe tener movilidad; algo primordial es que pueda girar con soltura.

La taza del inodoro estará más alta que una de cualquier vivienda. La proporción adecuada es un espacio de 160 x 160 cm. para una circulación óptima y buen giro de la silla.
Una buena solución para el plato de ducha es situar un asiento móvil, sujeto a una barra o directamente a la pared, con unos soportes apropiados para sostener el peso de una persona sentada en ella.
Cocina
Las dimensiones de la cocina responden a un diseño en forma de U o en forma de L. Pero lo importante son los elementos situados en el mobiliario, como el horno, los fogones, etc. Habrá que colocarlos a 70 cm. de altura desde el suelo.
Necesitaremos disponer de una encimera sobre la que trabajar y llevar a cabo tareas como cortar, pelar, limpiar, etc. Ésta se colocará a una altura de 68 cm. aproximadamente con la parte inferior hueca y libre para que la silla pueda situarse dentro y moverse con total libertad. El fregadero estará situado a 80 cm. del suelo, así podremos abrir y cerrar los grifos de forma accesible desde la silla.
Los armarios superiores se colgarán a 40 cm. de la superficie inferior como fregaderos, por lo tanto, estarán ubicados a partir de 120 cm. del suelo. Es importante que la altura no sea excesiva y que podamos extender el brazo sin dificultad desde nuestra silla.


Dormitorio
Para estar cómodo en un dormitorio, cuidaremos de que las partes laterales de la cama individual o doble dispongan de un ángulo de 180º. De esta forma, la silla se moverá en forma de T o en un ángulo de 360º girando en un círculo completo.
Las alturas siempre serán menores que en una vivienda estándar. Lo importante es que el brazo extendido llegue fácilmente allí donde se desee: el colgador, un estante, un cajón, etc. Nuestra visión, cuando se proyecte, será desde una perspectiva de altura equivalente a la de una persona sentada. Muchas veces, cuando uno diseña, ha de intentar imaginarse en la misma situación para tomar nota de las posibles soluciones.

Un último consejo: es vital que cuando alguien quiera hacer reformas en una vivienda o local se deje aconsejar por profesionales especializados en el tema porque todas las dudas serán resueltas, aunque al principio nos resulten de lo más banales. Todo ha de apuntarse en un cuaderno y cualquier sugerencia puede ser de enorme utilidad para la persona que esté realizando el estudio para la posterior ejecución de la obra.


Por Nuria Pedrerol
Imágenes: Alicia Aragón


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres