Blogia
limonche

CAMINO DE SANTIAGO, TERCERA ETAPA, 11 de marzo de 2008

CAMINO DE SANTIAGO, TERCERA ETAPA, 11 de marzo de 2008

Hoy he recorrido, junto con mis dos compañeros de ruta, la tercera etapa del Camino de Santiago desde Madrid: Cercedilla-Segovia.

En total han sido unos cuarenta y dos km., si bien la distancia en plano es de treinta y dos. La razón, un pequeño despiste de unos diez Km., una densa niebla y una interpretación errónea de las señales.

La parte más dura ha sido la correspondiente a la subida a la Fuenfría, un desnivel de unos quinientos metros en poco más de una hora, transitando por la antigua calzada romana.

Como curiosidad, he perdido las gafas en la subida. El esfuerzo me las empañaba; comencé a ponerme nervioso por el ritmo del compañero más aventajado y por los miedos que a dios gracias voy dejando en el camino. El caso, es que he perdido las gafas.

Le pregunté al apóstol, oye ¿para subir hace falta ver? Bueno quizás no me respondió de la manera en la que esperaba, pero lo que sí hizo fue responderme.

Mis dos compañeros, además de excelentes personas y gente de corazón, están muy preparados en todos los aspectos. Yo no me oriento bien. Sin embargo, hoy, en dos ocasiones, las dos veces que nos perdimos intuí, y así se lo dije a ambos, que no eran esos los caminos.

La marcha ya sin interrupciones desde Segovia a Santiago la hemos retrasado al 29 de marzo. Cada vez que pueda iré colgando crónicas y fotos en mi blog, donde por cierto pueden leerse las dos anteriores.

http://limonche.blogia.com/

________________________________________________________________________________________________________________________________________

CRÓNICA DE ANTONIO JOSÉ ELIZONDO

Amigos:

La séptima sesión de puesta a punto del martes día 3 comenzó otra vez con la pérdida de uno de los participantes, de modo que en vez del cuarteto previsto, hicimos la caminata sólo el trío compuesto por Julio Mira, Paco Limonche y yo.

El peregrino perdido fue otra vez Juan Antonio Sánchez Moreno, que se acostó el día anterior con un gripazo y no se pudo recuperar en la noche.

Tomamos en el intercambiador de Moncloa un autobús que salió a las 7:15 con dirección a Cercedilla.

En Cercedilla nos bajamos en la parada de la estación de ferrocarril, y entramos a su cantina para tomar Paco y yo un segundo desayuno, sellar las credenciales y aliviar nuestras vejigas.

Una vez bien preparaditos nos enganchamos a la primera flecha amarilla que vimos próxima a la estación y comenzamos a andar a las 8:27 (Es curioso el hecho de que en las dos etapas anteriores pudimos comenzar a andar prácticamente a la misma hora, las 8:28).

A las 8:56 llegábamos a la zona de Las Dehesas y nos encontramos el primer mojón del Camino de Santiago, que nos indicaba una distancia al final de 605 kilómetros.

Después de subir por los restos de la calzada romana de la vía XXIV del itinerario de Antonino que unía Titulcia con Septimanca (Simancas) pudimos coronar el puerto de la Fuenfría a las 10:04. el mojón correspondiente indicaba que ya sólo nos faltaban 599 kilómetros para nuestro destino. Habíamos tardado 1h 8min en recorrer 6 kilómetros, por lo que la velocidad media en la subida fue de 5,29 kilómetros por hora.

Paco tuvo la desgracia de perder las gafas en este tramo, pues se le empañaban con el sudor y al quitárselas no debió guardarlas bien. Yo sudé también lo mío y con el viento frío que nos encontramos en la otra vertiente he cogido un trancazo que todavía estoy sufriéndolo.

A continuación nos adentramos en el monte de Valsaín, donde vimos un poco de nieve y a las 10:37 alcanzábamos las ruinas de la casa de Eraso.

Llegamos a la Fuente de la Reina a las 10:53, donde hay un mojón que marca 596 kilómetros hasta Santiago, con lo que la velocidad media desde el puerto fue de 3,67 kilómetros por hora. (Este dato está falseado por el tiempo que perdimos haciendo fotos en el puerto y en los puntos por los que pasamos).

El mojón con la marca de 591 kilómetros a Santiago lo alcanzamos alas 11:57, siendo la velocidad media en este tramo de 4,69 kilómetros por hora.

Viendo la buena marcha que llevábamos comenzamos a hacer planes para comer en algún restaurante de Segovia y guardar los bocadillos para la cena en casa.

Pues bien, a partir de aquí debimos equivocarnos en alguna bifurcación pues perdimos las flechas amarillas y, como había mucha niebla no disponíamos de la referencia visual de Segovia.

A eso de las 13:00 reconocimos el error y desanduvimos parte del camino hasta que encontramos a una agente forestal en su vehículo que, a pesar de que desconocía por donde discurría el Camino de Santiago nos indicó donde creía haber visto un panel explicativo del mismo. Efectivamente lo encontramos y alcanzamos el mojón con la indicación de 589 kilómetros hasta Santiago a las 13:53. Habíamos tardado 1h 56min en progresar sólo 2 kilómetros, lo que equivale a una velocidad media efectiva de 1,03 kilómetros por hora.

Dijimos adiós a nuestros planes de una comida con mesa y mantel y nos dispusimos a encontrar un lugar oportuno para comernos los "bocatas".

Por fín arribamos al Caserío de Santillana a las 14:24, donde hay un mojón que marca 587 kilómetros hasta Santiago (Velocidad media en este tramo 3,87 kilómetros por hora), y en unas rocas próximas nos sentamos para comer resistiendo el viento frío. En este caserío están los restos de la antígua casa de esquileo de Iturbieta y se atendía un rebaño de 40.000 ovejas, dando de comer a 300 familias.

Después seguimos la cuerda de Santillana hasta Segovia, cruzando un puente sobre las vías del AVE, pasando próximos a la estación del AVE y llegando a la estación municipal de autobuses de Segovia a las 16:45.

Mi podómetro marcaba 41,31 kilómetros y, teniendo en cuenta que habíamos parado 20 minutos para comer, la velocidad media alcanzada había sido de 5,18 kilómetros por hora.

Tomamos unos cafés mientras esperábamos al autobús de "La Sepulvedana" que salió a las 17:00 y dejó a Paco en Moncloa a las 18:00 y a Julio y a mí en Príncipe Pío pocos minutos después.

Durante la marcha acordamos tener una octava sesión de entrenamiento el próximo lunes 17 de marzo, festividad de San Patricio. Recorreremos la etapa "0" del Camino de Madrid a Santiago, es decir, el recorrido urbano que va desde la Catedral de la Almudena y la Iglesia de Santiago hasta la Plaza de Castilla. Para rematar la faena ese día nos iremos a comer un cocido a "Malacatín" en la calle de la Ruda. En función de la hora a la que lleguemos a la Plaza de Castilla volveremos a pie parte del camino y tomaremos el metro para asegurarnos la llegada a "Malacatín" a las 14:30.

Como en otras ocasiones os recuerdo la conveniencia de comunicarme lo antes posible si tenéis intención de acudir, para así saber a quienes tenemos que esperar y para cuantos tengo que reservar mesa.

Un abrazo,

Antonio
Ultreia et Suseia
DHHG

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres