Blogia

limonche

Camino, tal vez despacio no en la incansable búsqueda de tu palabra. 15 de noviembre de 2021

*Camino, tal vez despacio, en la incansable búsqueda de tu palabra*

 


Hay un torbellino creador de mundos que me acompaña en el camino. Surge en espiral desde un punto infinitamente pequeño, que es la voz de mi conciencia. Sé que es torbellino creador porque se agranda y penetra en lo hondo, para explotar como volcán tras el cristal del corazón. He de cubrir, ambas manos en el pecho, y evitar huir de mi mismo, tal es el fuego sin llama que me consume.
Sin embargo, no tengo prisa para morir. Tal vez sea así porque en realidad puede que te haya encontrado y ahora sea yo quien juegue contigo.
Tu diste palabra de que al nombrarte responderías. Sabes mejor que nadie que dar palabra es depositar en el otro la propia vida como garantía. En realidad, esto no resulta preciso dado que nunca te has ido. He sido yo quien ensimismado se ha detenido en uno de tus mundos, atrapado tal vez por el vuelo de una mariposa o la imagen de un monstruo que me hace reír cuando lloro.
El torbellino creador deviene al transcurrir en un sinfín de pensamientos lava, momentáneamente petrificada. Con las aguas del sentimiento esculpiré una playa de ensueño para invitarte cualquier tarde a tomar juntos el sol en las delicadas arenas de su orilla.
Será una playa ancha y larga, aglutinada en partículas movibles que den forma a cualquier cosa que se nos ocurra a los dos. Tú por ejemplo imaginas un unicornio, yo el hada de cualquier paraíso. 
Te estoy buscando cuando es a mí a quien pretendo. Lo sé porque al gritar tu nombre escucho la voz en tambor del pecho en tu reclamo. 
Pensar acertado es caminar recto hacia ninguna parte, movimiento incesante de pisadas de las que brotan semillas pensamiento. Unas caen en tierra fértil; otras en estéril suelo. Ten paciencia Dios, somos incipientes labradores de lo eterno.
Así pues, escucha esta canción adolescente, a ti dedicada, amigo padre y dueño de mi corazón.
...
Perlada la frente en sudorLas manos teñidas en barroUna sombra silenciosa Camina, azada al hombro,Entre los largos y estrechos senderosTestimonios rectos, frutos de su pasión Que a diario pisa, de sol a sol
Como recompensa solo pideEl justo haber de una laborRealizada con tesón
Un pedazo de sí mismoUn trocito de tu amor
FLV

El cuerpo es arena de carbono; el alma suspiro de Dios. 15 noviembre 2021

*El cuerpo es arena de carbono; el alma suspiro de Dios*

 


Desde hace días tengo interrumpida la comunicación con un amigo, del que conservo tan solo su número de teléfono. 
Está muy enfermo. No sé qué pueda haberle ocurrido, si bien no resulta difícil imaginar.
Le sigo enviando no obstante abrazos cada noche, tal y como convinimos. 
El cuerpo humano y los cuerpos minerales, vegetales y animales son de arena carbono, apenas compacta. El viento del cielo sopla permanente y les arranca partículas, desdibujadas para formar bellezas de otras hechuras, hasta hacer a estas desaparecer engullidas por el océano cósmico.  
En mí siguen sonrisas y miedos de quienes me precedieron. Especulo y pienso que quizás sus temores ya no sean tantos. Me habitan en emisión de afecto y cariño, que retorna agradecido a una breve existencia compartida. 
Intuyo un eslabón, visible a veces, en otras difuminado que me interconecta a todos y todo. Es en ese espacio mental donde hallo a cada poco a mis padres, familia, amigos y amigas. Allí me siguen y les sigo amando. La brisa levó su arena carbono a otras playas, en la que artesanos de los tiempos les siguen modelando en belleza, apenas sin muestras de pesar en los rostros.  
Ayer caminábamos Sagrario y yo por el centro de Madrid. Hacia más de un año que  no lo hacíamos. Nos parecía que hubiesen cambiado los tonos y la luz fuese reflejo de un escenario distinto. 
Sé por sentimiento e intuición que yo soy el que yo soy y que la palabra me permanece. Al tiempo habita en mi un jardinero artista que se esfuerza al transcurrir en hacerla crecer bella y coherente. Es ese jardín paraíso que tal vez vislumbra vapor ignorante e intenta trocar gafas de lejos por las de cerca.  
Curiosamente soy consciente de llevarlas puestas y resulta que no son de ver como pensaba, sino de sentir y expresar.
La palabra de Dios se perfila entonces con la nitidez del cambio inminente, que no creo sino que sé puede durar tanto una eternidad como un suspiro. 
Hágase en mí según tu palabra y pierda el miedo mi mente, quizás fugaz idea que imagino mientras arcillo tu nombre en la arena.
FLV

El relato y la certidumbre de la vida. 18 octubre 2021

*El relato y la certidumbre de estar con la vida*

 

Voy a hablar en primera persona, especialmente por ser yo a quien mejor conozco. 

 

Durante años y aún sigo en la inercia, he ido conformando un relato fabula de mi propia historia y determinado el rumbo de la misma.

 

Este relato de lo que soy o creo ser me modela desde lo percibido, sentido e interpretado; en especial pensamientos derivados, repetitivos y exigentes que dan forma de estatua inamovible a mi persona, respecto de cuanto aparento ser ante los demás.

 

Creo entender no obstante y tampoco estoy seguro del todo, que soy lo que pienso y la historia de mi vida la creación de un relato en verbo vivo hecho carne.

 

Pese a este conocimiento hay palabras que todavía me digo que son cárcel autoimpuesta… PERO, SIN EMBARGO y sobre todo NO, cuando desde niño busco el SÍ definitivo, sin dudas o miedos.

 

Las palabras y en especial los adjetivos emitidos con respeto, coherencia y una pizca de afecto pueden hacerme elevar y vislumbrar los pliegues del cielo. Por el contrario, aquellas y aquellos lanzados como cuchillos se tornan en lo opuesto. Amor, gloria, gozo acarician; odio, ira, rencor hieren.

 

En mi run run mental cotidiano lo habitual era hasta no hace muchos años sentirme victima: de Dios, del mundo, los demás, la suerte. Y la suerte es estar vivo y ser consciente de ello. Quizás la vida sea algo muy simple, tal vez dar con el abracadabra que abra la cueva morada en la que se ocultan los tesoros.

 

¿Cómo transformar en coherencia el léxico interno y manifestarlo en lo externo? Lo único que se me ocurre es con ayuda mutua y adaptación amable respecto de cuanto no entiendo.

 

El primer error que recuerdo haber repetido hasta la saciedad. compararme. No ser lo suficientemente bueno, guapo, listo… relacionado con fulano, mengano, zutano. 

 

El segundo autojustificarme de continuo, diciéndome o diciendo “soy así y no puedo cambiar”

 

Otros mantenerme en el querer y no hacer; amar y no atreverme siquiera a través del silencio activo, ser yo mismo el amor que busco sin esperar a cambio.

 

El agua al igual que las palabras es el compuesto químico más extraño conocido. Posee la propiedad de manifestarse en estado solido, liquido, gaseoso y plasmático. Así la palabra puede helarte la sangre, fluir y convertirte en río, mar y océano a un tiempo. En igual medida vapor que asciende y te deja en puertas donde toda ciencia se trasciende, fundido en el punto cósmico del que provienes. 

 

La palabra y el agua aparentan caer cuando en realidad en ocasiones suben. Así es o quiero creer sea la vida en evolución.

 

Los animales no humanos se comunican con gestos, gruñidos, emociones y comportamientos específicos. El animal hombre además de lo anterior lo hace dando nombre a cuanto observa. Ve el fuego y se apropia para hacerlo llegar como nave más allá del Sistema Solar. No obstante, cree contemplarse a sí mismo y escudriña en lo más pequeño para hacerse dueño de una vida que no le pertenece.

 

Probablemente ahí radique parte del legado de Babel. Los dioses han confundido nuestras humanas mentes, convirtiéndonos en carceleros de nosotros mismos. No es así, no es así, pero tampoco sé que es. Dios nos ama, ¿por qué hay dioses que no lo hacen?

 

Sé que la vida es por aproximación y que no se contempla uno a sí mismo como lo hacen los demás. Me puedo ver en un espejo, fotografía, video, mas sin embargo no hacerlo a través de los ojos desnudos. Lo más parecido a verme como tú lo haces es contemplarme desde la narrativa de tu mirada.

 

Bendecir, bien decir, me bendigo en este día y te bendigo amigo, amiga, naturaleza, equilibrio, movimiento ascendente en escalera paraíso. Agradezco y estoy en gracia contigo, belleza, armonía y sosiego. Y así en tal manera que hasta que volvamos a encontrarnos Dios nos tenga a todos en la palma de su mano.

 

FLV

María Teresa Stack, El Cristo en femenino. 10 de octubre de 2021

María Teresa Stack, El Cristo en femenino. 10 de octubre de 2021

 

María Teresa Stack, El Cristo en femenino.

 

*La palabra que da vida*

 

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios (Juan 1, 1)

 

La palabra es el trabajo del hombre en la Tierra. Crea o destruye como la herramienta que es: *pala abra*; la pala que abre y retira los escombros de la mente.

 

El movimiento es vida. Si una sola partícula del universo se detuviera, lo haría la totalidad de lo observado. Nuestras mentes crean los mundos en los que habitan las almas que nos contienen.

 

La palabra ordenada se establece como eslabón de vida que puede conducir al Paraíso y lo hace de la palabra de uno a otro ser humano. Por contra, la palabra especulativa deviene en hacedora de caos, del que quizás surja un mundo nuevo o el más terrible de los infiernos.   

 

Dios habita en nuestras neuronas y sin embargo lo buscamos fuera. Es tiempo del reencuentro. Él siempre se mantuvo a la espera. Su asiento neuronal es cáliz, semilla, sonrisa, perspectiva; no expectativa. Cuando Dios habla y yo me ofrezco como altavoz, el habla que fluye ha de ser queda y transparente. El medio nunca debe de exceder la función para la que se ofrece.

 

Si la palabra no se asumiera desde el compromiso, es baratija y mero ruido. La palabra pensada, hablada, escrita o emitida en coherencia, rectitud, impecabilidad y conciencia transciende al hombre y se convierte en lo más importante de su existencia.

 

Nuestro cuerpo material se ha conformado en torno a una biblioteca de palabras ADN, constructo de ladrillos abecedarios, ordenados y coherentes. La desestructuración es enfermedad mental y corporal. 

 

Por voluntad de Dios y no obstante esto es complicado de llevar a cabo, el hombre puede cambiar el orden de sus letras y jugar imaginativamente a ser Constructor de sí mismo. Este juego está presto a terminar.   

 

Escucha a María Teresa Stack y quizás lo entiendas un poco mejor.

 

Un abrazo. 

 

FLV

 

https://youtu.be/M1SXb1SCVrI

Certezas, 27 de septiembre de 2021

Tengo dos certezas absolutas y ambas son impermanentes. 
La primera de ellas es que voy a morir. Tengo el absoluto convencimiento de que mi vehículo corporal va a cumplir en algún momento el rol asignado y dejará de ser. 
La segunda es que todo es impermanente y por tanto ausente de certezas. Nada permanece igual a como se encontraba un femtosegundo antes (la unidad más pequeña de tiempo que se ha podido medir hasta el presente, 10 elevado a - 15 segundos)
La *tercera* y esta es contradictoria respecto de las otras dos, es que vivimos una realidad holográfica conformada de opiniones. Todos opinamos y todos creemos tener razón. 
Razón tenemos, pero no verdad. La verdad es una mera entelequia adaptativa conformada por miedos, creencias, sesgos y mentiras insertas en nuestras neuronas. 
Dos opinan y en el mejor de los casos lo hacen desde la coherencia, impecabilidad y conciencia. Paradójicamente aun siendo puntos de vista diferentes, los dos tienen y no razón a un tiempo; pero no verdad. 
La pista más certera para la verdad de que disponemos es la conciencia. Guiados por ella, cuando menos se puede encontrar la paz interior. 
Pensar es mentir sin querer hacerlo. Respiramos para vivir y de igual manera pensamos para no morir, aproximadamente al mismo ritmo e intensidad.
Sin embargo, ni uno solo de nuestros pensamientos es nuestro y por tanto no nos pertenece. 
Estoy convencido de que el ser humano que sea capaz de pensar algo nunca antes pensado, quizás dé con la llave que permita a todos salir de esta cárcel prisión limitada por los sentidos.
La ciencia es una creencia a la que se dota de una connotación similar a la religiosa, hasta tanto no llegue un nuevo paradigma al que se rinda mayor pleitesía. 
Hemos indagado lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande. Eso ha devenido en un mundo con más masa antropocéntrica que vegetal y animal juntas. El mundo bello rodeado por tierra, mar y aire de cemento, basura cuasi infinita y ruido infernal. 
En menos de dos siglos la Tierra ha pasado de ser espacio de tránsito a purgatorio e incluso infierno, siendo como es paraíso.  
Hay que ayudarse para ayudar a la Tierra y al semejante. Si se tiene disposición solidaria, conviene serlo primero con uno mismo. No es cuestión de egoísmo; lo es de supervivencia espiritual. 
Todo es perfecto en Dios, pero jode un montón. Todo es amor, pero siempre andamos cabreados, con miedo y queriendo cambiar las cosas que no se acomodan a la mayor de las mentiras: la de que somos materia y no espíritu.
No obstante, es la mirada lo único que podemos cambiar. Tener de una vez por todas los reaños para subir al Olimpo Mental y destronar los dioses pequeños y mentirosos que nos mantienen en esclavitud, como burros ante el molino de pensar sin parar. 
Un antes y un después del Covid; un antes y un después del furioso volcán. Quizás un antes y un después del próximo femtosegundo.
¿Cómo vaciar la mente de dolor? ¿Cómo mantener un pensamiento que manifieste al Dios que nos habita y habita en todo?
Jesús lo anticipó y cita Lucas *fuego he venido a traer al mundo y que quiero sino que arda" 
Es el fuego del espíritu adormecido. Apenas bastará un soplo que lo reactive para que arda lo que en realidad no existe: el miedo a ser grandes y generosos. 
Un abrazo amigos. Tal vez continúe en una próxima entrega especulativa. 
FLV

Encuentro con María Teresa, sábado 11 noviembre de 2021

Encuentro con María Teresa, sábado 11 noviembre de 2021

 

*María Teresa le está invitando a una reunión de Zoom programada*

Hora: 11 sept. 2021, sábado, a las 15 h de Montevideo, 20 horas España.

Unirse a la reunión Zoom

https://us02web.zoom.us/j/7638976146?pwd=bStjT1lMeW50YzB5WFpJREhiVi9Wdz09

ID de reunión: 763 897 6146

Código de acceso: 9aQDXT

*¿Quién es María Teresa?*

Maria Teresa es madre de dos hijos, pintora y conferenciante. Desde el año 2012 dió inició a una autotransformación de vaciamiento neuronal, que pretende compartir con quienes deseen vivir una experiencia similar.

El léxico interno conduce inevitablemente a una imagen asociada. El dialogo mental inercial se transforma entonces en respuesta automática, devenida en comportamiento “holganazico”. En definitiva ser pensado por pensamientos ajenos, anclados y sin movimiento alguno.

El pensamiento es vida y la vida es movimiento. Si por ejemplo empujas una roca haces un esfuerzo, que en ocasiones puede llevarte a la extenuación. El trabajo sin embargo es mover la roca: ley de fuerza por espacio.

Básicamente en eso consiste la pedagogía y limpieza neuronal que realiza María Teresa en cada uno de sus encuentros.

*Muy importante*

Si participas es absolutamente imprescidible que desde el primer momento mantengas el icono de tu micrófono en posición de apagado. Pulsa hasta que veas micro cruzado por una línea. De igual manera si haces preguntas, por favor se breve y no expositivo.

El encuentro tendrá una duración de una hora y veinte, dividida en dos partes de cuarenta minutos, intervalo de cinco minutos entre ambas.

*Lo que sigue es una brevísima transcripción de las palabras de María Teresa en uno de sus últimos encuentros*

¿Qué es la palabra odio? la sensación rencorosa de haber padecido una situación injusta. ¿Qué es la palabra rencor? la sensación de tener en cuenta que alguien te hizo daño o quizás no. Tal vez usted se apropió de esa sensación y la quiso mantener y por ende manifiesta rencor, siendo en realidad que la palabra rencor no existe. Solamente existe una imagen de lo que implica el rencor en nuestro cerebro. Cuando nos liberamos de la necesidad de pensar, nos liberamos de su imagen asociada. La vida no es más que eso. La mente es abultativa en la sapiencia del hombre y la conciencia consiste en ser consciente del inconsciente que hay que tener en cuenta hoy. ¿Quiere usted un masaje en sus neuronas o quiere una dedicación específica y de movimiento neuronal de la palabra insatisfactoria dentro de usted?

Que la paz sea en vosotros implica tener en cuenta que la paz llega. Cuando yo hago uso de la palabra será obra que haga que tu neurona se mueva.

Ahora no hago movimiento neuronal. Estoy hablándole a la conciencia de tu mente, llevando el recuerdo del pasado al presente para señalar la sensación de que cada palabra que se  utiliza mueve la neurona en pequeñez; llena de aquello que es recuerdo y estabilidad de la sensación emocional o sensación pedagógica de las cosas. Hablo lento y comienza el movimiento neuronal de limpieza con rapidez lexicaria que despeja la conciencia y mantiene el pleno uso neuronal del cansancio mental. Ahora es una pequeña sensación que remueve el cimiento de la neurona para que sienta en tontez, locura, amabilidad, desamabilidad, que llore y sienta desasosiego neuronal. Hay que profundizar en esto. Mensajes de voces que damos para que el movimiento sea en el día de mañana gloria y estos mensajes palabra de Dios hecha obra. 

Buen día. Un abrazo

FLV

 

El que habla miente. 5 septiembre 2021

El que habla miente, el que saborea conoce

Rābiʿah al-Baṣrī

 

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Rabia_al_Adawiyya

 

Resumen del encuentro mantenido vía zoom con María Teresa Stacks, domingo 4 de septiembre 2021.

 

 

Inicio este escrito citando a la mística sufí del siglo VIII Rabiah, de la que supe ayer mismo leyendo a Nazareth Castellanos, física teórica y doctora en neurociencias https://nazarethcastellanos.com

 

Tres mujeres y una sola esencia, como en la Santísima Trinidad, para cambiar mi pequeño y gran mundo.

 

María Teresa se define por lo que hace: pedagogía y limpieza neuronal.

 

Dice que los pensamientos son holgazánicos. 

 

Cuando se alojan a hierro y fuego en nuestras entrañas neuronales, permanecen indefinidamente sin que nuestro ser consciente cuestione jamás su validez. La mayor parte de los pensamientos son de otra parte repetitivos, cansinos o molestos y ocultan la realidad.

 

Urge ver el mundo con otra mirada. Estamos en el tiempo del no tiempo y de contribuir en el tránsito desde el silencio mental, para cambiar el léxico conceptual de la palabra atrapada por el de la palabra liberada. El mayor ruido que asola la humanidad desde el principio es el ruido que provocan nuestros pensamientos. En eso consiste el “pecado” pensamiento de Adán, apartarse de lo correcto y justo. Pecar no es otra cosa que mantenerse en error y la inconsciencia de la suciedad neuronal, conceptos sujetos a sensaciones mentales, incoherentes con el dictado del alma; sin hacer nada para evitarlo.

 

Se es incoherente cuando se repite un pensamiento que lleva a una acción en sentido opuesto al de la conciencia. En el mundo holgazánico esto es aún más perverso: se piensa una cosa, se dice otra, nuestro cuerpo emite rayos y finalmente se hace algo diferente a los tres anteriores.

 

Mi propia conducta con un ejemplo. Fui hace unos días a visitar al endocrino por una subida de colesterol y lo hice con una bolsa de panes y dulces de “masa madre”, de la tienda que se haya situada justo a la salida de su consulta. Lo puse además sobre la mesa.

 

Se río de mi inocencia.

 

- ¿Me vienes a que te ayude a perder panza y subir el colesterol bueno con una oblea gigante de chocolate?, pregunta.

- Sí, quiero estar flaco, aunque no tanto como tú. Dame alguna pastilla por favor.

- Estoy flaco porque soy diabético y me cuido. No hay pastillas; hay consciencia, respondió.

 

La pastilla consiste en decantarse por la azul o la roja, elección entre incómoda verdad o ignorancia.

 

Restablecer el fractal del universo en las cajas craneales de la humanidad se hace más preciso que nunca. Las neuronas, mariposas del alma, son al tiempo árboles que nutren desde sus ramas dendritas a las raíces axones de sus hermanas cercanas. El universo se expresa desde galaxias dendritas y axones de luz remota, en información atemporal con raíces que aguardan desde eones la venida de lo nuevo.

 

El que habla miente; quien se deleita en la escucha o la contemplación sin juicio conoce (gracias María Teresa y disculpa mis no verdades)

 

Por último compartir dos cosas que he aprendido con dolor: una, que no sepa tu mano derecha lo que hace la izquierda; evita el narcisismo; dos, lo que se hace por interés la vida te lo devuelve con intereses.

 

Mi interés es contribuir a clarificarme y clarificar tras la polvareda del derrumbe mental del edificio mental venido a menos con estrépito; mi vanidad o narcisismo, que este mensaje te aporte.

 

Acompaño audio del encuentro. Incluye demasiados ruidos, quizás el eco mental de quienes estuvimos participando. Aun así, merece compartir sabiduría y agradecimiento.

 

Buenos días, un abrazo

 

FLV

Peregrino a Santiago y encuentro con María Teresa. 3 de septiembre de 2021

Peregrino de la mente y encuentro semanal con María Teresa

 

Acabo de recibir el WhatsApp de un amigo, peregrino de Santiago. Se encuentra a menos de doce kilómetros de la Catedral, cercano ya a Monte do Gozo.

 

Y me escribe precisamente con gozo por la proeza de estar próximo a su destino, que no es tanto completar el camino, sino recorrer su propia vida desnuda en apenas un par de semanas. 

 

Unos meses atrás este amigo, al que llamaré Andrés, subsistía en las calles de Barcelona como persona sin hogar, ahora acogido por una magnífica ONG. 

 

Andrés pasó de tener un buen empleo, pareja y entorno convencionales, amables en cierta medida, al “infierno” del juego compulsivo, apuestas, desamor, desempleo y cielo raso como techo.

 

Hace poco más de dos meses la “suerte” volvió a sonreírle. Aguardaba el rojo desde el semáforo en que vendía pañuelos de papel o solicitaba ayuda para recaudar un mínimo y poder visitar a su hija, cuando un motorista se detuvo y le invitó a acompañarle:

 

- Buscas trabajo, ¿verdad? Le preguntó.

- Sí, respondió, subiendo sin desconfianza alguna.

 

Con sesenta años tras innumerables intentos Andrés había conseguido por fin el trabajo con el que soñaba: soldador, ajustador mecánico.

 

El sueldo de su primer mes lo está empleando, tras el cierre veraniego de la empresa, en caminar y soltar lastre en el Camino de Santiago.

 

Le he comentado que, según creo, al Apóstol Santiago le cortaron la cabeza una vez cumplida la misión que le había encomendado Jesús de evangelizar Hispania, tras su regreso a Tierra Santa. 

 

El corte de cabeza del peregrino es naturalmente simbólico. Desde la mente confundida resulta muy difícil orientarse. Por ello se hace preciso una metanoia: transformación mental y espiritual de los destructivos pensamientos arraigados en el inconsciente humano.

 

Cada pisada en conciencia es un pensamiento que la Tierra transmuta. La elucubración continuada, especulación y enfados internos, tejidos cuando se pierde la atención consciente, lleva a la irritación y malestar con uno mismo, proyectadas las más en el espejo que representa el semejante.

 

Aprender a pensar es aprender a vivir como lo es también a morir. *Los pensamientos son aire y al van al aire. Las lágrimas son aguas y van al mar, dime, ser humano, ¿cuándo el amor se olvida, sabes tú adónde va?*

 

El maravilloso cuerpo humano dispone de tres estómagos: intestinal, pulmonar y mental. A los tres conviene dar el adecuado alimento.

 

Nutrirse bien de manera consciente y en la medida que a cada cual le sea más favorable; respirar digiriendo los pranas de sol y aire. Por último alimentarse de pensamientos de amor y paz, quizás llegue a ser uno de los innumerables caminos que conducen a Santiago.

 

...

 

María Teresa, ayuda a transmutar pensamientos y anclajes neuronales. Mañana vía zoom. 

 

Tema: Reunión Zoom de María Teresa

Hora: 4 sept. 2021 03:00 p. m. Montevideo

 

Unirse a la reunión Zoom

https://us02web.zoom.us/j/7638976146?pwd=bStjT1lMeW50YzB5WFpJREhiVi9Wdz09

 

ID de reunión: 763 897 6146

Código de acceso: 9aQDXT